viernes, 24 de agosto de 2012

La caza de brujas vuelve a USA


Lance Armstrong siempre será recordado como el corredor que consiguió un hito en el ciclismo, y es que llegó a ganar 7 Tour de Francia consecutivos. Un hito que le hizo leyenda en este deporte, pero también ser odiado por muchos otros que no aceptaban su superioridad sobre el resto. Por ellos, desde medios franceses como L’equipe, se empezó una persecución en la cual se le acusaba de dopaje, pero nunca se ofrecían pruebas algunas.

Más tarde, Pierre Ballester y David Wals publicaron el libro “L. A. Confidentiel - Les secrets de Lance Armstrong” en el cuál se acusaba a Lance de dopaje y de mandar a su masajista deshacerse de jeringuillas que usaba para doparse. Al no ofrecerse prueba alguna, tuvieron que rectificar y pedir disculpas al texano. Luego vendrían las acusaciones de Mike Anderson, que se resolverían extrajudicialmente y las acusaciones de Frankie Andreu y su mujer, que dijeron que Lance les dijo que había tomado ciertos productos justo después de pasar por quirófano, a lo que Lance respondió que era afirmativo, pero que era parte de su tratamiento.


En Junio de 2012, la USADA presenta cargos contra Lance, acusándole de dopaje sistemático mediante el testimonio de algunos de sus compañeros, los cuales recibirían ventajas a cambio de su testimonio.  Se empiezan a aportar pruebas de hace 13 años, pruebas las cuales ya no se podrían usar ya que su dopaje habría prescrito. Y me pregunto yo un par de cosas que analizaré a continuación.

  1. Si buscan la limpieza del deporte, ¿por qué es sólo Lance el que se lleva la gran sanción? Los testigos no aportan nada más que un “Yo lo vi” y por ellos van a quedar libres 10 tramposos, algunos los cuales van a seguir en activo o tienen un equipo a su cargo. Si les importase la limpieza, se castigaría a todos. Ya que todos han hecho lo mismo, pero parece que eso no les importa.
  2. Se usan pruebas de hace 13 años. ¿Es que no ven que hace 13 años, muchas sustancias que ahora son consideradas dopaje no lo eran en esa época? Además, el dopaje ya habría prescrito  muchos de esos años, no pudiéndole afectar nada más que pruebas de hace 8 años. Además, guardas pruebas de hace 13 años es tener mala fe y querer sancionar a ese corredor, es ir a por él.
 
Yo no voy a negar el dopaje de Lance, pero estoy seguro que la USADA ha ido a por él por rencillas personales y económicas sin importarle lo más mínimo la limpieza del ciclismo, y buscando venganza y sobre todo, dar fama y protagonismo a su organismo. Estamos ante otra caza de brujas, en la cual se señala como apestado y tramposo sin prueba alguna a aquél que odia la USADA, al cual condenará si o si, sin darle opción de defenderse, utilizando el chantaje como medio de adquirir testimonios.

No hay comentarios: